REMEDIOS CASEROS PARA ELIMINAR EL ÁCIDO LÁCTICO » Natural

Advertisement

La acumulación de ácido láctico en los músculos suele traer consigo algunos problemas como dolor muscular, ardor, e incluso algunas lesiones. A pesar de que son muchos los beneficios del ácido láctico, es importante mantenerlos en niveles estables; es por ello que a continuación indicaremos algunos remedios caseros para eliminar el ácido láctico de los músculos y evitar sus efectos adversos.

Advertisement

Remedios caseros para eliminar el ácido láctico

remedios caseros para eliminar el ácido láctico

La acumulación de ácido láctico o lactato suele ocasionar algunos problemas, que incluso pueden ocasionar lesiones. Por ello, una medida ante esto, es la aplicación de algunos remedios caseros para eliminar el ácido láctico; ya que además de ser eficientes, tienden a ser técnicas muy sencillas y con elementos de fácil y rápido acceso.

Advertisement

Preparar un jugo de sandía

Seguramente tendrás a mano una sandía, pues además de ser una fruta muy rica, podrá ayudarte a eliminar el ácido láctico en los músculos después de un largo entrenamiento.

Esta fruta contiene un aminoácido que lleva por nombre L-citruina, el cual es un potente reparador, que ayuda a recuperar la energía tras el entrenamiento.

Según algunos estudios realizados, los atletas que bebieron jugo de sandía, vieron reducidos sus dolores musculares después de haberse ejercitado; lo que indica que esta fruta ayuda a reducir los niveles de ácido láctico y mejora la recuperación.

Darse una ducha con agua caliente

Aplicar calor a un área es una de las formas más eficientes de reducir la hinchazón, mejorar el flujo sanguíneo y relajar los músculos. Entre los remedios caseros para eliminar el ácido láctico, este suele ser uno de los más fáciles y sencillos, puesto que solo se requiere tomar una ducha.

Por lo general, las duchas con agua caliente, ayudan a relajar los músculos y disminuir la tensión muscular. Este estado de relajación y descanso, hará que el cuerpo vaya eliminando los restos de ácido láctico que hayan quedado acumulados.

Aplicar hielo

A pesar de que el calor ayuda a relajar los músculos, el hecho de aplicar hielo a una determinada zona, hará que la hinchazón disminuyan, y los nervios que sienten el dolor se calmen.

Después del entrenamiento fuerte, puede descansar y colocar una bolsa de hielo en el área afectada, para disminuir los efectos de la acumulación de ácido láctico. Además, el descanso es reparador, por lo que se verán disminuidos los niveles de este ácido.

Realizar un masaje con hierbas

Existen algunas hierbas que poseen propiedades antiinflamatorias. Entre estas destacan: la lavanda, el romero, jengibre y manzanilla. Puede mezclar todas estas en un recipiente de plástico y realizar un masaje en las zonas afectadas con ellas.

Estas hierbas al poseer propiedades antiinflamatorias, también son responsables directas del incremento de la circulación sanguínea; siendo así, muy efectivas para los dolores musculares.

Combinar estas hierbas con unos masajes relajantes, harán que la tensión en los músculos se liberen y que el dolor desaparezca. Sin duda alguna, este estado de relajación y descanso, hará que se reduzcan los niveles de ácido láctico en el cuerpo, y además, proporcionará una solución efectiva a los efectos de su acumulación.

Utilizar la sal de epsom (sulfato de magnesio)

El sulfato de magnesio es uno de los mejores remedios caseros para eliminar el ácido láctico, reducir los dolores musculares, eliminar la tensión muscular e inducir a la relajación.

Para poder disfrutar de estos beneficios del sulfato de magnesio, puedes disolver 2 tazas de sal de epsom en agua tibia. Con esto el cuerpo absorberá las sales y le brindará a los músculos la relajación que necesitan, proporcionando así un tratamiento efectivo contra la hinchazón y el dolor producido por el ácido láctico acumulado.