BENEFICIOS DEL ÁCIDO LÁCTICO » ¿Para qué sirve?

Advertisement

El ácido láctico es un ácido que se forma directamente desde el cuerpo humano; sobre todo al ejercitarse. Sin embargo, existen también algunos alimentos que lo contienen. Siendo así este ácido uno muy beneficioso para la salud, ya que sus usos además de estar destinados al área de la salud, también se usan en la estética, la industria alimenticia y la industria química. Conocer los beneficios del ácido láctico es fundamental para saber los usos que podemos darle a este compuesto, producido por nuestro propio cuerpo.

Advertisement

Beneficios del ácido láctico

beneficios del ácido láctico

El ácido láctico posee múltiples beneficios, los cuales están enfocados al área de la salud. Sin embargo, muchos de sus beneficios radican en ventajas para la piel y la belleza en general; así como también en la industria alimenticia como conservante, o en la industria química como ingrediente para la fabricación de algunos detergentes.

Advertisement

Reduce el envejecimiento de la piel

No es por nada que cada vez salen más cremas y productos de belleza al mercado en base a leche. Y no es por nada, ya que la misma es una de las principales fuentes alimenticias del ácido láctico.

Cada vez más son los productos antienvejecimiento que contienen este ácido entre sus ingredientes, debido a los grandes beneficios que posee en la piel dándole un aspecto más terso y jovial.

Exfolia la piel eliminando impurezas

Uno de los mejores productos para mantener la piel libre de impurezas, son los que contienen ácido láctico entre sus ingredientes. El ácido láctico tiene como beneficio que suele ser más suave que otros ácidos; por lo cual es ideal que sea utilizado en pieles más sensibles.

Cabe destacar que existen ciertos casos que deben evitar su uso, como por ejemplo aquellas personas que tienen rosácea, psoriasis o eczema. Sin embargo, en personas con cicatrices por acné, suelen verlas mejoradas tras el exfoliamiento con ácido láctico.

Suaviza la piel seca y áspera

Uno de los beneficios del ácido láctico es que mejora la resequedad en la piel. Las personas con la piel seca pueden aplicar alguna mascarilla con ácido láctico para mejorar los problemas de resequedad; esto básicamente porque este ácido se encarga de hidratar las células de la piel, dándole esa sensación de suavidad.

Por otro lado, zonas como los codos, rodillas o talones, suelen ser un poco ásperas. Pues con aplicar un poco de alguna crema que contenga ácido láctico con frecuencia, estos problemas se ven reducidos.

Disminuye manchas y cicatrices del acné

beneficios del ácido láctico

Gracias a las propiedades del ácido láctico, este es muy beneficioso para disminuir manchas o cicatrices en la piel. Las cuales son producidas sobre todo por el acné o inclusive algunas manchas por envejecimiento.

Por ello, adquirir productos que contengan este ácido entre sus ingredientes, es una buena opción si se desean eliminarlas.

Fermentación de alimentos

Más allá de sus usos en la industria de la cosmética y sus beneficios para la piel. Los beneficios del ácido láctico se extienden hacía la elaboración de fermentadores. Gracias a algunos microorganismos de este ácido, lo hacen muy útil en la industria alimenticia, al usarlo como fermentador y conservante.

Elaboración de detergentes

Gracias a sus propiedades químicas, el ácido láctico es utilizado como ingrediente en la fabricación de detergentes. Así como también en algunos productos para acabar con mosquitos.

Brinda energía al cuerpo

El ácido láctico suele obtenerse también directamente desde la producción del cuerpo humano. En cantidades adecuadas suele ser muy beneficioso, porque aporta la energía que se necesita para poder ejercitarse. De hecho, en actividades como la natación, gimnasia, o carreras cortas, este ácido suele ser muy favorecedor.

Sin embargo, se debe tener en consideración, que a pesar de que los beneficios del ácido láctico son muchos, en exceso suele ser perjudicial. Es por ello que se recomienda mantener una dieta saludable y hacer ejercicio con moderación, a fin de mantener los niveles de ácido láctico en el cuerpo estables.