ÁCIDO LÁCTICO » Qué es, usos, fórmula, síntomas y riesgos.

En el cuerpo humano intervienen diversos compuestos químicos que cuentan con funciones específicas, y uno de ellos es el ácido láctico o también conocido en su forma ionizada como lactato. Este compuesto sin duda cumple un rol importante en el metabolismo anaeróbico, por tal razón es que en el mundo deportivo tiende a nombrarse mucho.

Pero, ¿qué sabemos exactamente sobre el ácido láctico? ¿Qué función desempeña en el organismo?, sin duda es un término que puede ser conocido por unas cuantas personas; sobre todo si pertenecen al mundo deportivo, pero lo cierto del caso es que la mayoría de los individuos desconocen todo sobre este ácido, por eso es importante saber más sobre él.

¿Qué es el ácido láctico?

ácido láctico

El ácido láctico es un compuesto químico que pertenece al grupo de los denominados ácidos carboxílicos y cumple un papel fundamental en el desarrollo de ciertos procesos bioquímicos.

Cabe resaltar que este ácido presenta una forma ionizada que se conoce como lactato, el cual es producido por el cuerpo mediante la actividad metabólica y sobre todo durante el ejercicio, pero no aumenta su concentración hasta que el índice de producción no supere al índice de eliminación de lactato.

El aumento de concentración de lactatos ocurre por lo general cuando la demanda de energía sobrepasa la disponibilidad de oxígeno en la sangre.

Por otra parte, es importante resaltar que este ácido se produce naturalmente en las células musculares y en los glóbulos rojos durante el esfuerzo; es decir que cuando una persona hace ejercicio intenso, su metabolismo fomenta la liberación de lactato en el tejido muscular.

Sin duda el ácido láctico es una sustancia que genera el organismo, la cual en un principio es beneficiosa, ya que es una fuente de energía, pero en exceso puede generar una baja en el rendimiento e incluso daños en los músculos.

Usos del ácido láctico

El ácido láctico tiene múltiples usos, ya que se aplica en diversos ámbitos como la medicina y la industria, tanto alimenticia como química. Cabe resaltar que este ácido es una sustancia que se encuentra presente en la naturaleza como parte de los metabolitos del organismo, pero comercialmente se obtiene por reacción química o por fermentación; y suele encontrarse en su versión pura en líquido o en su forma anhidra como sólido.

A continuación los principales usos del ácido láctico:

Área medicinal

El ácido láctico tiene un uso importante en la medicina, ya que se utiliza como fluido intravenoso, que funciona a su vez como isotónico para la reanimación después de que se produce una pérdida de sangre.

Además, la formación de este acido a nivel celular da como resultado el lactato sanguíneo, el cual se difunde a través del torrente sanguíneo y se elimina por medio de la utilización celular, para dar con la formación de energía.

Industria química

En la industria química, el ácido láctico es utilizado para fabricar algunos detergentes y señuelos para mosquitos, así como en la producción de pinturas y resinas.

Cosmetología

El ácido láctico se utiliza mucho en la cosmetología, ya que cuenta con diversas propiedades que lo hacen ser muy útil para:

  • Ayudar a suavizar y prevenir el envejecimiento de la piel.
  • Reducir el daño que produce la luz solar.
  • Mejorar el tono, textura y aspecto de la piel.

Sin embargo, su uso para estos casos debe ser moderado y recetado por un especialista, ya que puede ocasionar algunas reacciones adversas; sobre todo si la persona es alérgica.

Industria alimenticia

Las bacterias del ácido láctico forman parte de los grupos más importantes de microorganismos que se utilizan en la fermentación de los alimentos. Por tal razón es que este acido es ampliamente utilizado en la industria alimenticia como conservante y aromatizante, ya que tiene la capacidad de regular la acidez de los alimentos, conservarlos e incluso mejorar su sabor.

El ácido láctico puede ser encontrado en diversos productos alimenticios, tales como:

  • Condimentos y vegetales en conserva.
  • Yogur, queso y fermentados lácteos.
  • Pastillas, gomas de mascar y gomitas.
  • Salsas para pasta.
  • Pan.
  • Productos cárnicos madurados.

Conoce más usos que se le da al ácido láctico

Fórmula del ácido láctico

El ácido láctico se caracteriza por presentar la siguiente fórmula:

  • Formula química: C3H6O3.
  • Formula química extendida: CH3CH (OH) COOH.
  • Su masa molar es 90.080 g mol-1.

El ácido láctico está clasificado como un ácido a-hidroxílico, ya que cuenta con un grupo hidroxilo (-OH) y un grupo carboxilo (-COOH) unidos al mismo átomo de carbono. En solución puede perder el hidrogeno unido al grupo carboxilo y convertirse así en el ion lactato.

¿Cómo mejorar los niveles del ácido láctico en el cuerpo?

ácido láctico

El ácido láctico se produce de manera natural en el organismo, por lo que es necesario controlarlo, ya que un exceso del mismo podría ocasionar algunos problemas en el organismo. Controlar la acumulación de este acido es posible, sin embargo hay que tener en cuenta algunos factores.

Practicar ejercicio físico

En primer lugar, es importante saber que practicar ejercicio físico de alta intensidad hace que se produzca mucho ácido láctico. Sin embargo, esto sucede cuando las personas no están acostumbradas a realizar actividad física de manera frecuente; por lo que el cuerpo no está preparado para eliminar dicho compuesto y comienza a acumularlo.

Cuando esta sustancia aparece y se acumula de manera excesiva en el cuerpo, se comienza a experimentar dolor y cansancio cuando se realiza alguna actividad física, y por tal razón se procede a reducir el rendimiento.

Pero, ¿por qué ocurre esto?, primero porque el exceso de este ácido hace que las enzimas que se encargan de metabolizar la glucosa en energía se anulen, lo cual a su vez ocasiona la falta de energía e impide seguir entrenando. De igual forma, el exceso de ácido láctico dificulta la ejecución de ejercicios, ya que impide que el calcio se fusione con las fibras musculares para facilitar las contracciones musculares.

Cabe resaltar que para evitar que todo esto suceda, es necesario realizar entrenamientos, pero a nuestro ritmo y sin excedernos. Es por ello que se recomienda determinar una rutina de ejercicios continua, para irla practicando varias veces por semana, ya que la mejor manera de controlar la acumulación excesiva del ácido láctico es con el ejercicio físico.

Con un ejercicio constante, se mejorará la eliminación del compuesto y por ende, reducirá sus efectos secundarios. Se aconseja realizar ejercicios aeróbicos luego del entrenamiento anaeróbico, ya que este tipo de ejercicio favorece la distribución del ácido en los músculos y promueve su eliminación; de manera que no se acumulará en el cuerpo.

Mantener una dieta adecuada

A parte de practicar ejercicio físico constante, es necesario también mantener una dieta balanceada para poder regular los niveles de ácido láctico en el organismo. Un régimen alimenticio adecuado para tales fines, debe cumplir con lo siguiente:

  • Dieta rica en frutas, verduras y hortalizas.
  • Es importante incluir una cantidad considerable de alimentos altos en magnesio, como es el caso de los frutos secos y las legumbres.
  • Ingerir abundante agua, especialmente cuando se realicen las actividades físicas.

Descubre formas de consumo del ácido láctico

Síntomas y riesgos en el organismo

A pesar de que el ácido láctico tiene múltiples usos, debe ser utilizado o empleado con moderación, ya que de lo contrario puede ocasionar algunas reacciones; esto aplica sólo cuando hablamos del ámbito químico, alimenticio y cosmetológico.

El ácido láctico puede ocasionar lo siguiente:

  • El ácido láctico empleado de forma excesiva puede ocasionar irritación en la piel, ojos y membranas mucosas.
  • En caso de que sea ingerido, puede ser corrosivo en altas dosis.
  • Cuando se calienta en presencia de compuestos diazo, puede producir gases inflamables o tóxicos.

Por el contrario, en el ámbito medicinal el ácido láctico también puede ocasionar algunos riesgos en el organismo de las personas; aunque en términos general es beneficioso, un exceso del mismo puede ser contraproducente, por ende hay que tener mucho cuidado.

Como bien se dijo anteriormente, este ácido se produce naturalmente en el cuerpo, sobre todo cuando se realiza una intensa actividad física. Si este ácido se acumula en el organismo más rápido de lo que se elimina, los niveles de acidez en los líquidos corporales, como la sangre, aumentan, produciendo la acidosis láctica.

La acidosis láctica ocasiona los siguientes síntomas:

  • Náuseas y vomito.
  • Debilidad muscular.
  • Respiración acelerada.
  • Cansancio inexplicable.

Sin duda, cuando se produce un exceso de ácido láctico es bastante evidente y desagradable, ya que la persona afectada comienza a experimentar todos esos síntomas. Por tal razón y para evitar que eso ocurra, es importante realizar constantemente ejercicio físico y tener una dieta balanceada, ya que esta es la única forma de controlar los niveles de ácido láctico en el cuerpo.

Sin embargo, en caso de que ya esté presenciando algunos de los síntomas antes mencionados, se recomienda acudir a un especialista en el área de la salud para que lo diagnostique y le mande la medicación adecuada.

En términos generales se puede decir que el ácido láctico es un compuesto muy útil, ya que se utiliza para diversos ámbitos, e incluso es muy beneficioso para el cuerpo y la piel. Sin embargo, hay que tener especial cuidado para no caer en un exceso, ya que si esto ocurre puede ser contraproducente para la salud.

Más información sobre el ácido láctico

Además de toda la información sobre el ácido láctico, quizá te interese:

Excesos contraproducentes

Hay ciertos ácidos que son necesarios para el organismo y su funcionamiento, como en el caso del ácido láctico una alta producción, o consumo en otros casos, puede desarrollar problemas importantes de salud. Entre los alimentos con ácido acético encontramos los aceites esenciales y naturales, un alto consumo puede ser malo ya que puede ocasionar irritación en las vías respiratorias o problemas del intestino.

Por otra parte, tenemos que entre los usos del ácido clorhídrico está la industria alimenticia, lo usan para evitar que la comida se deteriore rápido. Un alto consumo puede causar problemas de úlceras intestinales y también respiratorios. Muchas personas aumentan el consumo de frutos secos para fortalecer y aumentar la masa muscular; pero además de esto, los usos del ácido linoleico ayudan a reducir los niveles de colesterol. Un consumo excesivo puede ocasionar inflamación intestinal y dolores estomacales.

Pero para evitar tanto problema de bacterias intestinales, se hace uso de la fórmula del ácido benzoico C7H6O2, la cual evita el florecimiento microbiano no solo en alimentos, sino que también en productos cosméticos, por eso es tan esencial su uso.

Usos del hogar

El uso del ácido láctico no se ve reflejado en el hogar como el ácido retinoico, ya que su sustancia química la podemos aprovechar en diferentes cremas y productos faciales que ayudan a restaurar la piel y eliminar, o por lo menos disminuir, los problemas más visibles de flacidez. Además, el uso del ácido perclórico como oxidante es muy común; esto es porque es un químico fuerte que ayuda a blanquear maderas, remover el óxido y limpiar desagües.

Y por sus usos antisépticos, podemos ver el boro del ácido bórico en diferentes insecticidas de uso casero. Este ayuda mucho a eliminar moho y bacterias impregnadas por plagas o por la misma humedad de la lluvia.

Quizá te interesa:

Imágenes de ácido láctico

eliminar-acido-lactico el-acido-lactico que-es-acido-lactico alimentos-acido-lactico

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…